Dieta para la diabetes

Dieta con síntomas prediabéticos.

Si los niveles de azúcar en la sangre comienzan a elevarse a niveles peligrosos, los médicos lo llaman prediabetes. Un estado intermedio en el que una persona ya no es saludable, pero aún no está enferma con diabetes.

Este es el momento de actuar. Debido a la diabetes mellitus no detectada, las complicaciones de esta enfermedad se vuelven más profundas y más graves.La dieta juega un papel importante en el tratamiento de la prediabetes.

Causas y síntomas de prediabetes.

Los factores que conducen al desarrollo del estado prediabético aún no se entienden completamente. Solo se sabe que los más susceptibles a la enfermedad son aquellas personas que ya han tenido diabetes en su pedigrí.

La enfermedad del azúcar como tal no se hereda. De un padre o madre, un niño puede heredar solo la propensión a esta enfermedad.

La diabetes solo puede realizarse cuando habrá una combinación de varios factores que predisponen al desarrollo de la enfermedad. Por ejemplo, a la herencia cargada, agregue una dieta incorrecta con muchos alimentos dulces y grasos, comiendo en exceso constantemente. El consumo excesivo de dulces incluso en una persona sana que no tiene una predisposición genética puede causar el desarrollo de un estado pre-diabético.

De los alimentos demasiado altos en calorías, consumidos, además de en grandes cantidades, a menudo aparece la obesidad. También conduce a un estilo de vida sedentario e inactivo. En procesos de tejido adiposo que inhiben la absorción de insulina. Por lo tanto, la aparición de exceso de peso a menudo se convierte en el primer paso para el desarrollo de la enfermedad del azúcar.

¿Es posible determinar la presencia o ausencia de diabetes por mi cuenta, sin fondos adicionales y un profundo conocimiento médico?

Por lo tanto, una de las primeras alarmas es una alta concentración de azúcar.

Pero tales datos solo se pueden obtener con la ayuda de análisis de laboratorio. Sin embargo, hay otros signos de diabetes, característicos del período inicial, con los que puede diagnosticar la enfermedad.

Las señales dadas por el cuerpo pueden ser tan discretas que no les prestes atención en absoluto. Este suele ser el caso de la enfermedad tipo 2. Muchos pacientes durante un largo período ni siquiera asumieron que estaban enfermos, hasta que se enfrentaron a complicaciones graves en su estado de salud.

En la diabetes tipo 1, los síntomas de la enfermedad generalmente aparecen muy rápidamente, durante varios días (semanas). Por lo tanto, es más fácil detectar este tipo de diabetes.

Sin embargo, ambos tipos de enfermedad tienen signos tempranos comunes que indican la aparición de la enfermedad. Es muy importante conocerlos bien de vista para reconocer la patología a tiempo y consultar a un médico.

Para cualquier tipo de enfermedad, el paciente tiene sentimientos desmotivados de hambre fuerte y fatiga. Por lo general, todos los alimentos que ingresan al cuerpo se convierten en glucosa, que es necesaria para la energía. Si el cuerpo no produce suficiente insulina o las células no la toman, la glucosa no realiza sus funciones en el cuerpo y esa persona no tiene energía. Esto hace que el paciente se sienta más hambriento y cansado que nunca.

La sed severa y la micción frecuente son el segundo signo. Una persona sana generalmente visita el baño de 4 a 7 veces al día. Pero las personas con azúcar pueden hacerlo con más frecuencia.

¿Por qué está pasando esto? Toda la glucosa que se acumula en el cuerpo pasa a través de los riñones. En la diabetes, debido a la alta concentración de azúcar, el cuerpo no tiene tiempo para procesarla y necesita líquido adicional para eliminar el exceso de glucosa.

Como resultado de lesiones vasculares, trastornos metabólicos que acompañan a la enfermedad del azúcar, se produce visión borrosa. Pérdida de peso no planificada, náuseas y vómitos, infecciones fúngicas, curación lenta de heridas: todo esto también puede indicar un comienzo de la enfermedad.

Cambio de estilo de vida como método de tratamiento.

Para combatir con éxito la prediabetes, es necesario cambiar en gran medida sus hábitos, preferencias y gustos. Existe amplia evidencia de que el cambio en el estilo de vida puede resolver el problema de la prediabetes.

Aunque la diabetes no es una enfermedad infecciosa, es una enfermedad contagiosa de este tipo. Estilos de vida que dan forma a sus hábitos, inculcados en los niños desde la infancia y en gran parte copiados de sus padres y del entorno cercano. Se pueden transmitir incluso a través de varias generaciones.

La realidad circundante, la cultura e incluso los ídolos nacionales no desempeñan el último papel en la formación de estilos de vida poco saludables, que conducen al desarrollo de diversas enfermedades. Si todo el venerado superhéroe fuma o bebe mucha cerveza, muchos lo imitarán.

Pero si un favorito popular le gusta practicar deportes, ha bombeado los músculos, sus admiradores definitivamente también harán lo mismo. Tales modelos a seguir son para sus hijos y padres.

Si una persona puede hacer frente a la obesidad y la prediabetes por un tiempo con la ayuda de medicamentos, pero no tiene en mente una nueva forma de vida en su mente y práctica, la enfermedad volverá tarde o temprano. Por lo tanto, la dieta es un compañero constante y el componente principal de la prevención y el tratamiento de la enfermedad del azúcar.

Hay muchos ejemplos de dieta y estilo de vida adecuado que invierten el proceso patológico de la transformación de las células beta. Por lo tanto, una persona que está en la etapa de prediabetes, después de haber hecho algunos esfuerzos para cambiar su conciencia y sus hábitos, puede pasar con éxito a la categoría de personas sanas.

La historia de diabetes en la mayoría de las personas es muy similar. Primero, se desarrolla la obesidad, luego el paciente ingresa al estado pre-diabético, aumenta el azúcar en la sangre y luego aparece la diabetes con todas las consecuencias y complicaciones posteriores. En esta fase, la regresión ya no es posible. Y cuanto antes el paciente comience a cambiar algo en esta secuencia de eventos, es más probable que siga siendo una persona sana.

Reglas de poder

Si existe una amenaza de diabetes, debe cumplir con ciertas reglas. Dado que la glucosa no se puede absorber sin cantidades adecuadas de agua e insulina, es necesario proporcionar al paciente un régimen de bebida adecuado y mantener el equilibrio hídrico.

Los médicos recomiendan para este propósito beber antes de cada comida, así como en la mañana con el estómago vacío, en una taza de agua sin gas. Las bebidas como el café, el té, los refrescos dulces y el alcohol no pueden satisfacer esta necesidad del cuerpo.

Si no desarrolla su dieta sobre los principios de una alimentación saludable, todas las demás medidas preventivas no tendrán su fuerza.

En el tratamiento del estado prediabético, el papel decisivo lo desempeña la dieta, que es compilada por el médico teniendo en cuenta las preferencias alimentarias del paciente, las complicaciones de la enfermedad y las patologías que la acompañan. También tiene en cuenta la gravedad de la diabetes, la ocupación y la profesión del paciente, su ritmo de vida.

Para mantener un nivel constante de azúcar aceptable, es necesario dividir la cantidad diaria completa de alimentos en porciones aproximadamente iguales, de modo que con cada ingesta se ingiera una cantidad igual de carbohidratos.

Hay una necesidad en porciones pequeñas, para no crear una carga adicional sobre el páncreas, aproximadamente 5-6 veces al día.

Productos permitidos

El principal método de recuperación para la prediabetes no es la terapia farmacológica, sino una dieta bien elegida con un bajo contenido de carbohidratos y grasas. Para navegar mejor el menú de la semana, Es necesario estudiar bien la lista de productos recomendados para su uso durante el estado pre-diabético.

Entonces, enumeremos en detalle todos los productos permitidos:

  • okroshka;
  • sopas de caldo de verduras;
  • pan de centeno o trigo integral;
  • pasta de harina oscura;
  • carne magra (pollo, conejo, ternera);
  • aves de corral o salchichas médicas;
  • lengua hervida
  • pescado de variedades bajas en grasa (merluza, abadejo), en conserva, sin aceite, en salsa de tomate;
  • leche, requesón y otros productos lácteos con bajo contenido de grasa;
  • gachas de cereales de trigo sarraceno, avena, yates, cebada;
  • arroz, mijo - en pequeñas cantidades;
  • verduras
  • todo tipo de repollo;
  • ensalada y otras verduras;
  • zanahorias y remolachas - en cantidades limitadas;
  • legumbres
  • las frutas son frescas y horneadas;
  • gelatina de fruta, puré de papas, gelatina sin azúcar;
  • nueces
  • tés, compota sin azúcar;
  • jugos de vegetales;
  • zumos de frutas poco concentrados;
  • aceite vegetal (sin refinar);
  • Agua mineral y potable (sin gas).

Carne, pescado, debe cocinar al vapor o hervir, puede hornear. Las papas pueden estar en pequeñas cantidades y solo en forma hervida u horneada. El uso de crema agria baja en grasa está permitido una vez por semana. La carne débil, los caldos de champiñones y los platos preparados sobre su base se pueden ingresar en el menú semanal varias veces.

Reglas de nutrición para la enfermedad del azúcar en el material de video del Dr. Malysheva:

¿Qué debería ser categóricamente abandonado?

Ahora debe familiarizarse con los productos que deben evitarse en el estado prediabético:

  • levadura al horno o hojaldre;
  • pasta de harina blanca;
  • caldos fuertes (carne, champiñones);
  • carne grasa (cerdo, cordero, pato);
  • productos cárnicos ahumados;
  • pescado graso
  • carne, vegetales enlatados;
  • pescado ahumado, salado y seco;
  • caviar
  • productos lácteos con alto contenido de grasa;
  • quesos duros;
  • sémola
  • cocina instantánea
  • uvas, dátiles, plátanos en cualquier forma;
  • comprar salsas y especias picantes;
  • margarina
  • grasa, manteca de cerdo;
  • refresco dulce
  • tienda y dulces caseros;
  • zumos de frutas, especialmente uva, plátano.

Para crear condiciones cómodas para el páncreas, es necesario introducir una dieta fraccional hasta seis veces al día.

La porción en este caso no debe exceder los 200 gramos. Es mejor comer comidas de cereales por la mañana, frutas: antes del almuerzo, deje las proteínas para el almuerzo o la cena.

Del menú diario debe eliminar todos los platos con carbohidratos rápidos. Estos incluyen productos de confitería de harina y otros dulces, comida rápida, de productos naturales: miel, frutas dulces, algunos tipos de frutas secas.

En lugar de azúcar, es mejor usar sus sustitutos bajos en calorías, frutas demasiado dulces para reemplazar las variedades más ácidas.

La prediabetes no es una oración

La prediabetes no es un diagnóstico. Y es posible que no se convierta en diabetes si comienza el tratamiento a tiempo. Esta es una señal alarmante del cuerpo, que advierte el enfoque de la enfermedad. Lo principal es notar los cambios que tienen lugar en el cuerpo y tomar todas las medidas necesarias para su propia salvación.

El ejercicio factible, la dieta adecuadamente formulada, la reducción de peso, así como la corrección de drogas y deshacerse de los malos hábitos pueden resolver este problema. Las cargas deportivas ligeras pueden reducir el riesgo de enfermedad en un 50-60%. Incluso una ligera pérdida de peso alivia la condición del paciente y lo hace más estable.

Video sobre síntomas y formas de evitar la pre-diabetes:

La dieta con prediabetes juega un papel importante y crucial en el tratamiento. Lo principal es no violar sus principios básicos: comer menos carbohidratos, pero más proteínas y fibra; tomar alimentos con frecuencia y en pequeñas cantidades; beba mucha agua y no abuse de los carbohidratos rápidos.

Loading...