Complicaciones de la diabetes

Signos de diabetes en mujeres en la piel: fotos y síntomas de manifestaciones cutáneas.

Los síntomas de diabetes en las mujeres pueden desarrollarse a diferentes edades. Por lo tanto, para reconocer la enfermedad en una etapa temprana, es importante conocer sus síntomas iniciales y poder distinguir entre sus tipos. Entonces, hay dos tipos principales de diabetes.

En la primera forma de la enfermedad, hay una falta de insulina. Básicamente, la enfermedad se manifiesta de forma aguda y aguda, lo que a menudo conduce al desarrollo de coma cetoacidótico.

El segundo tipo de diabetes ocurre en ausencia de sensibilidad a la insulina. Se caracteriza por un curso asintomático. En este caso, el paciente debido al agotamiento del páncreas, se produce deficiencia de insulina y la enfermedad comienza a aparecer con mayor claridad, pero en este momento hay trastornos vasculares, que a menudo son irreversibles.

Causas y síntomas comunes de diabetes en mujeres

En caso de mal funcionamiento en los procesos metabólicos y la acumulación en los tejidos de productos metabólicos en diversos sistemas y órganos, incluida la piel, se producen cambios patológicos. Como resultado, se altera la función de la piel, las glándulas sudoríparas y los folículos.

Además, en los pacientes, la inmunidad local se deteriora, por lo que la dermis infecta a los microbios patógenos. Si el curso de la enfermedad es grave, los integumentos se vuelven gruesos, se pelan mucho y pierden su elasticidad.

Los síntomas de diabetes en mujeres tienen especificidad de pelo. Las manifestaciones principales incluyen:

  1. olor a acetona de la boca;
  2. pérdida drástica de peso;
  3. enfermedades de la piel

Después de los 40 años, la diabetes puede manifestarse como una violación del ciclo menstrual, deterioro del cabello y las uñas, mareos y debilidad constante. Síntomas de la enfermedad en mujeres de 50 años: esta es una mala visión.

Los signos de diabetes en los hombres son sed, micción frecuente y problemas con la potencia.

Tipos de enfermedades de la piel en la diabetes.

Uno de los síntomas característicos que indican un aumento de azúcar en la sangre es picazón en la piel. Por lo tanto, el paciente a menudo aparece enfermedades fúngicas y forunculosis. En las mujeres, la patología se acompaña de irritación severa del perineo.

Un diabético puede desarrollar más de treinta tipos de dermatosis, que se dividen en 3 grupos:

  • Primario: aparece en el fondo de fallas en el metabolismo (dermopatía, xantomatosis, ampollas diabéticas, necrobiosis).
  • Secundario: ocurre en el caso de la adición de una infección micótica o bacteriana.
  • Lesiones cutáneas que se desarrollan como reacciones adversas después de usar ciertos medicamentos.

Dermatopatía: los signos más comunes de diabetes en las mujeres en la piel y en las fotos, que muestran que las pápulas marrones, de 5 a 12 cm de tamaño, aparecen en la parte frontal de la tibia. La patología se desarrolla en el fondo de los cambios que ocurren en los vasos sanguíneos pequeños.

Otras manifestaciones de diabetes en la piel son la necrobiosis lipídica. La complicación surge de una falla en el metabolismo de los carbohidratos. Durante muchos años, esta enfermedad puede ser el único síntoma de hiperglucemia en pacientes insulinodependientes.

A menudo las mujeres sufren de necrobiosis, de 15 a 40 años. En el proceso de desarrollo de la enfermedad, la piel de las piernas se ve afectada, donde aparecen grandes manchas azul-rojas o nódulos asimétricos.

Con el tiempo, las formaciones se convierten en grandes placas con depresiones amarillo-marrón en el centro. Además en su centro hay una atrofia, cubierta de telangiectasias. Y a veces aparecen úlceras en placas que duelen mucho.

Una ampolla de piel diabética aparece con poca frecuencia. El pénfigo ocurre abruptamente sin enrojecimiento de los pies, manos y dedos.

Las burbujas pueden tener diferentes tamaños, y en el medio están llenas de líquido. Como regla general, las ampollas desaparecen en 2-4 semanas, sin dejar cicatrices.

Además, la diabetes puede estar acompañada de aterosclerosis periférica. Esta complicación se caracteriza por daño a los vasos de las piernas con la formación de placas ateroscleróticas que impiden el flujo sanguíneo normal. Como resultado, se altera la nutrición de la dermis.

Con la aterosclerosis, la piel se adelgaza y se seca, y las heridas sanan lentamente, por lo que incluso los rasguños pequeños pueden convertirse en muchos problemas para el paciente. Además, se produce dolor en los músculos de la pantorrilla al caminar.

La xantomatosis eruptiva también puede molestar a un diabético. Es una erupción cutánea amarilla, que está rodeada de batidores de color burdeos.

Los principales sitios de localización de lesiones: piernas, glúteos, espalda, con menos frecuencia se acumulan en la cara, el cuello y el pecho. A menudo, la aparición de patología, además de un nivel elevado de glucosa, contribuye al contenido excesivo de triglicéridos en la sangre.

El siguiente efecto secundario de la diabetes es la distrofia papilar pigmentada de la piel. Se caracteriza por la formación de manchas marrones en la ingle, las axilas y el cuello. Este tipo de dermatosis se encuentra con mayor frecuencia en pacientes con sobrepeso.

Además, en la hiperglucemia crónica, se desarrolla un granuloma anular, en el que se producen erupciones arqueadas o anulares. Esto afecta el pie, dedos y manos.

La neurodermatitis y la picazón en la piel rara vez se desarrollan antes del inicio de la enfermedad subyacente. Es de destacar que tales signos de diabetes en la piel como muestra una foto, se manifiesta más claramente cuando se trata de una forma oculta de la enfermedad del azúcar. Los lugares que más pican son el hueco interglacial, los pliegues del abdomen, los codos y el área de la ingle.

A veces, en los diabéticos, el pigmento de melanina desaparece en algunas áreas de la piel, lo que hace que la dermis se vuelva blanca. El vitiligo se localiza principalmente en el pecho, el abdomen y la cara.

Vale la pena señalar que los pacientes con problemas similares no pueden pasar mucho tiempo al sol. Por lo tanto, para no quemarse, deben aplicar una crema especial en la piel con un FPS de al menos 30.

Acantokeratoderma es el precursor de la diabetes. Se caracteriza por engrosamiento y oscurecimiento de la piel en el cuello, la ingle y las axilas.

En esta enfermedad, la piel se vuelve marrón. A menudo, la acantosis, manifestada por formaciones oscuras, se detecta en pacientes con obesidad.

Muy a menudo, la diabetes mellitus se acompaña de enfermedades fúngicas. En las mujeres, una de las enfermedades más comunes es la candida, que ocurre cuando Candida albicans golpea la piel.

A menudo, la candidiasis se preocupa por pacientes llenos y ancianos. Los lugares de su localización son los órganos genitales mucosos y la boca, grandes pliegues de piel entre los dedos de las extremidades.

Inicialmente, se forma una banda blanca de capa córnea descamada en la piel, después de que aparece una erosión suave con un centro y fisuras de color azul oscuro. Luego, se forman ampollas y pústulas cerca del foco central.

Las áreas más vulnerables para las lesiones por hongos son las uñas y los dedos de los pies. Además de la candidiasis, los diabéticos a menudo se detectan:

  1. ingle de atleta;
  2. tiña
  3. pie de atleta

Las infecciones bacterianas con hiperglucemia tampoco son infrecuentes. Por lo tanto, los pacientes pueden experimentar carbuncos (acumulación subcutánea de acné purulento y forúnculos (similar al acné pustular).

Una de las complicaciones más graves de la diabetes es la deformidad del pie, cuyo desarrollo rápido a veces termina con gangrena. La enfermedad se desarrolla debido a lesiones cutáneas, nervios periféricos, huesos y tejidos blandos. Además, el paciente siente dolor si toca el área afectada.

Para el síndrome del pie diabético se caracteriza por:

  • pies planos
  • deformidad del pie y dedos de los pies;
  • el pie aumenta de tamaño.

Además, las uñas pueden verse afectadas por un hongo. A veces se forman úlceras en la planta del pie.

Reglas para el cuidado de la piel en diabetes

En primer lugar, la dermis debe limpiarse. Pero los diabéticos no deben usar jabón alcalino, ya que seca fuertemente la piel, lo que conduce a la destrucción de la capa de lípidos y diversas lesiones.

Por lo tanto, es necesario usar limpiadores líquidos con un pH neutro. Y para la higiene íntima, es deseable elegir geles con ácido láctico.

Después de la limpieza, se aplican emolientes e hidratantes en las zonas secas del cuerpo. Es igualmente importante cuidar sus manos, prestando mucha atención a sus codos y manos. Para este propósito, se debe aplicar una crema nutritiva a la piel de las extremidades varias veces al día.

Debido a una falla en los procesos de regeneración y un alto riesgo de contraer la infección, incluso el daño más pequeño a la piel debe tratarse cuidadosamente con antisépticos y agentes especiales sin alcohol que aceleran el proceso de curación.

En presencia de dermatitis del pañal en pliegues grandes de la piel, debe cuidar regularmente la higiene de estas áreas. Después de la limpieza, se aplica una crema que contiene óxido de zinc en las áreas afectadas.

El cuidado de la piel para la diabetes implica controlar cuidadosamente la condición de los pies, ya que son los pies los que son un lugar vulnerable para diversas infecciones. Por lo tanto, los diabéticos deben seguir reglas especiales:

  1. use solo zapatos cómodos que no aprieten el pie;
  2. inspeccionar los pies todos los días;
  3. lave diariamente las extremidades con agua tibia, frotándolas cuidadosamente con toallas suaves, especialmente en el área entre los dedos;
  4. Mañana y tarde en los pies se debe aplicar crema calmante.
  5. En presencia de grietas e hiperqueratosis, es necesario usar equipo de protección especial.
  6. Si hay callos y callosidades, debe usar crema para cuidados intensivos, que contenga urea.

Si cuida a tiempo sus pies con diabetes, la probabilidad de complicaciones es mínima.

Es de destacar que los diabéticos tienen prohibido flotar sus pies en agua caliente. Tampoco puede cortar callos, usar parches y líquido a base de maíz. Se recomienda que las formaciones se traten con piedra pómez, y luego se les debe aplicar una crema especial no menos de dos veces al día.

Para las manifestaciones cutáneas con diabetes fueron mínimas o ya no molestan, puede utilizar las herramientas de la medicina tradicional. Para hacer esto, prepare una bebida especial de raíz de apio (100 g) y limón con cáscara.

Los ingredientes se muelen en una licuadora, se colocan en un recipiente de vidrio y se colocan en el refrigerador. Medicina beber sutra antes del desayuno 1 cucharada. una cuchara La duración de la terapia es de aproximadamente dos años.

Para mejorar la condición de la piel, periódicamente puede tomar un baño tibio con la adición de una decocción de una cuerda o corteza de roble. Y con varias dermatosis, se recomienda limpiar las áreas afectadas con infusión de brotes de abedul. Con esta herramienta puedes eliminar la piel seca con diabetes.

El aloe también lucha eficazmente contra las erupciones cutáneas en la diabetes. La planta se usa de la siguiente manera: se debe aplicar un pedazo de aloe fresco todos los días a las áreas donde se encuentra la erupción, después de quitarle las espinas.

Para calmar la piel durante la picazón, puede hacer lociones con la decocción de corteza de roble, hierba de San Juan y menta (3 cucharadas de hierba por 1 taza de agua). En un paño tibio humedecido en medicina, y luego se aplica a un lugar con picazón. El video de este artículo ayudará a no perderse los síntomas de la diabetes.

Loading...